INSALUS, el agua mineral de los peques

peques1

Hoy en día todo el mundo tiene muy presente que el agua es un nutriente de vital importancia en la salud de cualquier ser humano. Pero a lo mejor no todo el mundo sabe lo fundamental que es la hidratación en el crecimiento y desarrollo de los niños.

No es la primera vez que resaltamos la necesidad de beber determinada cantidad de agua al día, ya que la mitad de nuestro peso corporal está compuesto por ella. En un feto, por ejemplo, esa proporción es de un 90%, cantidad que va disminuyendo hasta alcanzar ese 50% que hemos mencionado en la madurez. Los niños son un 75% agua, aproximadamente, periodo durante el cual la necesidad de hidratarse es mayor por ser más sensibles a la deshidratación.

¿Por qué? La razón es simple: los niños no paran. Además de tener que mantener un porcentaje de agua más alto que los adultos, su modo de vida repercute en una pérdida más rápida de líquido que la de sus mayores. Después de todo, suelen llevar a cabo actividad y ejercicio físico de forma continua y su cerebro se encuentra en un periodo de aprendizaje mucho más intenso. ¡E imaginaos toda el agua que pierden sudando en periodos de calor!

Pero los niños, niños son. Está entre nuestras responsabilidades inculcarles y recordarles la importancia de la hidratación diaria; de que beban agua antes, durante y después del ejercicio.

¿Y si además de hidratarse pudieran absorber las sales y minerales que necesitan? El agua mineral natural, aporta una parte de esas sales, tan importantes para la nuestro bienestar.

En Insalus, además de velar por la salud de los peques de la casa, te ofrecemos la comodidad que precisan. Ya estén jugando al aire libre un día de calor, haciendo deporte, o en el colegio, no les faltará la mejor compañía contra la deshidratación: una botella Insalus con tapón sport siempre a mano.

peques2