Este verano haz frente al calor con cabeza

Llega la temporada de calor, de divertirse en la calle, de nuestras playas, del monte, de días que se alargan bajo el sol. El verano es una época para disfrutar sin preocupaciones pero también son unos meses en los que las altas temperaturas pueden jugarnos malas pasadas así que no está de más ser un poco inteligente y seguir unas pautas sencillas pero que evitarán que nos metamos en más de un apuro:

1. Tomar el sol sí, pero poco a poco
Día de sol y calor, coges la toalla y el bocata y vas a la playa ¡planazo! Sabemos que aquí los días de sol a veces escasean y que hay que aprovechar, pero mejor tomar el sol poco a poco y evitar las horas de sol centrales. Sin darnos cuenta podemos poner nuestra piel en peligro y también sufrir un golpe de calor por estar demasiadas horas bajo el sol. No olvides hidratarte, darte un chapuzón de vez en cuando y ponerte a la sombra.

2. Toma fruta y disfruta
Siempre es mejor tener una fruta a mano que otro tipo de tentempié para aplacar el hambre, pero en verano todavía más. No hay nada más sano que tomar una pieza de fruta que nos ayudará a reponer azúcares y a hidratarnos de una forma sana y natural. Melón, sandía, cerezas… la fruta de verano es una gozada y no puede faltar en tu bolsa para las excursiones.

Nueva botella Insalus

3. Deporte sí, pero controlado
En verano disfrutamos haciendo ejercicio al aire libre, pero para practicarlo sin ningún percance es mejor tomar algunas medidas de precaución muy sencillas. El calor puede hacer que no mantengamos el ritmo habitual y es mejor bajarlo y no forzar. No estamos compitiendo contra nadie, sólo pasándolo bien. Es importante evitar las horas de más calor, cuidar la alimentación y por supuesto hidratarnos antes, durante y después. Haremos nuestra rutina de ejercicio sin problemas.

4. Hidratación máxima
No vamos a entrar en si es necesario beber 2 litros de agua o más, pero sí en que en estos meses debemos vigilar más que nunca que nos estamos hidratando correctamente. Ya sea trabajando o al aire libre, el agua mineral debe estar presente para ayudarnos a mantenernos hidratados. Aunque no estemos haciendo un gran esfuerzo, nos deshidratamos con mayor facilidad y reponer los líquidos perdidos es más importante que nunca. No olvides tener una botella de agua mineral INSALUS en la mochila, en el trabajo o en la nevera de casa bien fresquita, será tu mejor aliada.

Unos consejos tan útiles como sencillos que te ayudarán a pasar el verano mejor que nunca.