Beneficios del agua mineral en el embarazo

Nueve meses de espera que están plagados de muchas emociones pero sobre todo de recomendaciones en relación a los buenos hábitos y buenas costumbres. Cuidarse es más importante que nunca y mantener una hidratación adecuada es beneficioso tanto durante el embarazo como en la lactancia, así que ya sabes, incluir dentro de la rutina diaria el agua mineral es siempre una buena idea.

Sus beneficios son múltiples, por ejemplo uno de los más importantes es que la composición del agua mineral es siempre constante y ofrece todas las garantías de que el producto que estamos consumiendo tiene las características y propiedades que indica en su etiqueta. No hay que obsesionarse pero sí estar atentos a las etiquetas de alimentos y bebidas y una vez leídos consumirlos con confianza.

Durante el embarazo los sofocos y mareos son habituales por eso tomar líquidos en pequeños sorbos te ayudará sobrellevarlos un poco mejor. Además con el agua mineral tendrás la ayuda necesaria para regular la temperatura corporal y aplacar el calor.

Seguramente en estos meses notarás más sed, así que no olvides que durante el embarazo hay que mantener e incluso incrementar la cantidad de agua que se consume al día (entre 2 litros y 2 litros y medio diarios). Como siempre decimos, no hay que esperar a tener sed para beber agua y en estos meses, menos aún. Además tomando agua mineral estaremos ayudando a nuestro cuerpo a eliminar toxinas y a mantener a raya algunas molestias como las infecciones urinarias tan habituales durante el embarazo.

Por otro lado tomando líquido en pequeños intervalos podrás aliviar las náuseas o vómitos tan molestos en estos meses. El consumo de agua mineral es la mejor opción ya que no contiene azúcares y te estarás hidratando de la manera más sana y previniendo problemas como la posibilidad de desarrollar diabetes.

Para finalizar no hay que olvidarse de los minerales que aporta el agua mineral. Ésta contiene calcio y magnesio los cuales ayudan a prevenir la osteoporosis y son el plus necesario para superar el desgaste que produce el embarazo. Además de estos beneficios el agua mineral natural te aportará nutrientes y minerales que harán que tu cuerpo trabaje mejor y se recupere más fácilmente.

Si estás embarazada o planeas estarlo, no lo dudes y apuesta por la hidratación más sana y natural tomando agua mineral.