Al volante, siempre agua mineral

conduciendo

Un día más es hora de coger el coche y salir a la carretera. Ajustamos los espejos, nos ponemos el cinturón y arrancamos. Unos gestos cotidianos a los que no se les da mayor trascendencia pero que son importantísimos para realizar una conducción segura. Una vez estamos en carretera mantenerse alerta al volante es fundamental pero también llevar una conducción tranquila en la que no debe faltar la paciencia. Porque pasar mucho tiempo al volante puede influir negativamente en nuestro estado de ánimo, en los reflejos y en la atención que se presta a la carretera. Para combatir esos efectos lo mejor es descansar y mantener una buena hidratación.

Los viajes largos son mucho más exigentes. Mantener ese “tic”, ese hábito de hidratación continua es fundamental porque conducir puede resultar una actividad monótona en la que incluso perder la noción del tiempo. Siempre recalcamos que hay que beber agua aunque no se tenga sensación de sed, pues bien en los trayectos largos esa recomendación cobra mayor sentido. Beber con frecuencia y a pequeños sorbos es la mejor manera de hidratarse. Por supuesto cuando llega el verano y suben las temperaturas todavía más.

Si no estamos bien hidratados podemos cometer pequeños fallos de atención, realizar movimientos más lentos, e incluso sentir mareos o dolor de cabeza. Por ello es necesario hidratarse y la mejor forma de hacerlo es teniendo cerca un botellín de agua mineral natural. Los botellines pequeños son los más prácticos de llevar en el coche por su usabilidad. Por ejemplo nuestros botellines de agua mineral INSALUS de 0,33 litros y 0,5 litros son perfectos para hidratarse de forma continuada y fácil.

botellas web

Al conducir no sólo es importante la cantidad y el modo de beber agua, sino también la calidad de la misma, por lo que beber agua mineral natural es una opción ideal para estar bien hidratado. Haciendo los descansos correspondientes y bebiendo un agua mineral como INSALUS estaremos poniendo todo de nuestra parte para que el viaje se desarrolle con normalidad. Al volante, siempre agua mineral.